1. 0
« »

nicolasin2

Nicolasín, cumbre del 'pintamoneo'

23.10.14.- De todos es sabido que, al menos en Madrid, basta con ponerte un chaleco reflectante y hacerte con una valla para cortar cualquier calle sin que nadie ahonde en la causa de ello. Simplemente te defecas en los familiares del presunto operario, de la autoridad municipal por extrapolación, das un volantazo y te buscas la vida.

El subyugante ‘caso Nicolasín’ viene a ser la versión Massimo Dutti de este axioma. Es decir, cómo un niñato de peinado decimonónico, embutido en traje y corbata, a bordo de un cochazo y con un ‘book’ bajo el brazo propio de una ‘celebrity’ se cuela en saraos, medra con potenciales trincones, impresiona con sus fotos a catetos con mando en plaza y, sin saber nadie quién es, prevalece lo que de verdad importa. Es decir, lo que aparenta.

Al calor del sabio refranero, a este presunto buen árbol, o bonsái, se acercan quienes huelen una óptima sombra para sus intereses. Quién sabe si en ese pequeño Nicolás no anida un nuevo Agag que te lleve luego a la Formula I a codearte con imponentes macizas. A priori puede ser un negocio rentable a largo plazo, un contacto a tener en cuenta, un aspirante a lista electoral a quien luego, si pilla cacho en la gestión, recordarle lo bien que se lo pasó cuando le invitaron a aquella cacería.

El ‘pintamonismo’ es tendencia y este zagal debe ser que lo aprendió antes que las vocales. Con independencia de su perfil psicológico, digno de estudio, lo que sí se antoja evidente es que sus ‘padrinos’, y ya afloran empresas y concejales, le trataban como esa joven promesa de quien no conocen más formación y capacidad que compartir mesa de ponencia con Aznar. Un currículo más que suficiente para que, en vez de tener que emigrar a Alemania con todo sobresalientes, nivel alto de inglés y un par de máster, pueda llegar a cargo público de altos vuelos y, una vez allí, devolver las deferencias que con él tuvieron. Lo que se dice primar el mérito y el esfuerzo aunque sea el que supone hacerte un selfie con un ex presidente.

Compartir en Menéame
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Log In or Registrarse